16 jun. 2016

REFLEXIÓN FINAL #CDigital_INTEF

El final del MOOC Enseñar y Evaluar la competencia digital se acerca...

Parece que fue ayer cuando empezados, el 9 de mayo, pero ya ha pasado más de un mes desde entonces. A lo largo de este tiempo, hemos aprendido mucho juntos/as, no podemos negarlo. Desde el primer día, empecé con una ilusión enorme, porque la competencia digital es un tema que me apasiona. Por eso, he intentado sacarle el máximo partido a este MOOC, intentado responder con esmero a todos los retos propuestos.

He profundizado mucho en la competencia digital y también he trabajado su evaluación, un tema que tenía pendiente y que me interesa muchísimo. Además, como estoy trabajando la competencia digital en mi tesis, me ha servido para profundizar en varios puntos de ella: no solo con los temas y retos propuestos, sino en contacto con mis compis, que también lo han dado todo. 


Destacaría dos aspectos positivos del MOOC. Por un lado, los retos propuestos son muy acertados: la variedad, la puerta abierta a la creatividad y l nivel de exigencia han sido geniales (aunque este último también depende en gran medida de cada uno/a de nosotros/as). Por otro lado, me ha gustado construir una comunidad en varios puntos de la red (Facebook, Twitter, Pinterest, Spotify...). Es tremendamente enriquecedor estar en contacto con tanta gente. 

También destacaría un aspecto negativo. Y es que, a mi parecer, se hacen un poquito largas las últimas semanas. Es decir, en lugar de 5 bloques, yo pondría 4 (aunque, en realidad, no sabría cuál quitar... jejeje). Yo he estado a gusto con los retos, pero es verdad que 4 semanas (+1 de gracia) me parecen más adecuadas que 5-6. 

Para mejorarlo, no sabría que sugerir. La verdad es que tenía miedo de sentirme sola entre tanta gente, pero no ha sido así: los compis y los compis coordinadores/as han hecho un trabajo impecable. No puedo más que felicitaros, Chema, Azahara, Clara y Jesús. Sois unos/as verdaderos/as campeones/as.

Mi mochila está bastante llena (¡a veces me pesa mucho, por todas las salsas en las que me meto...!), pero sigue teniendo muuucho sitio para nuevas experiencias. De este MOOC, me llevo mi caña de pescar: seguiré mejorándola, en compañía, pero es sólida y me ayuda muchísimo. 

Seguro que nos encontraremos en el ciberespacio para seguir pescando juntos/as. 

Seguimos aprendiendo, compis. :)


Hangout que realizamos el día 8 de junio

RÚBRICA PARA E-ACTIVIDAD

A la e-actividad propuesta para VDIGCOMP y el MOOC Enseñar y Evaluar la Competencia Digital le faltaba algo: sí, la evaluación. A pesar de haber planteado una dinámica de evaluación, faltaba la rúbrica.

Por un lado, tengo que admitir que crear rúbricas es, a priori, un trabajo bastante poco atractivo. Sin embargo, me he dado cuenta de una cosa: si el planteamiento de la actividad es claro y tiene acciones muy bien definidas, crear la rúbrica es un paseo.

Por otro lado, el nivel de desempeño siempre genera dudas. Al menos, a mí me ha ocurrido. Para salir airosa, he utilizado la siguiente técnica: me he preguntado a mí misma cuál sería el trabajo excelente y he ido bajando el nivel. De esta manera, tengo muy claro cuál es el nivel máximo al cual debería llegar mi alumnado y voy trabajando en niveles más bajos. No sé si es lo correcto, pero a mí me ha funcionado mejor que ir subiendo.

He aprovechado para probar la herramienta iRubric. Tengo que confesaros que no me ha gustado mucho; pero, bueno, me llevo una experiencia más. Os dejo aquí mi rúbrica:



Seguimos aprendiendo. :)

14 jun. 2016

TIMELINE VITAL SOBRE COMPETENCIA DIGITAL

En esta ocasión, en el MOOC Enseñar y Evaluar la competencia digital, nos han pedido que reflexionemos sobre la evolución de nuestra competencia digital. Para ello, nos ha propuesto realizar una línea de tiempo. 

Dicho y hecho. He querido resumir un poco la línea de tiempo, para que no resulte muy extensa. De todos modos, la evolución de la competencia digital es un proceso que, desde mi punto de vista, difícilmente puede acabar, ya que el desarrollo de la tecnología (TIC, TAC, TEP) no tiene fin. Aquí os dejo mi infografía-línea de tiempo: he destacado los puntos de inflexión más importantes, pero ha habido bastantes más, y me han ayudado muchísimo para seguir aprendiendo.


El camino realizado es muy importante, pero no acaba ahí: tener conciencia de que este proceso es parte de la filosofía de Longlife learning significa entender que tenemos que seguir construyendo una caña, y no conformarnos con comer pescado hoy.

Seguimos aprendiendo. :)

5 jun. 2016

E-ACTIVIDAD PARA #CDigital_INTEF

Hace unos meses, elaboré una propuesta de e-actividad para el curso DIGCOMP & Open Education. He rescatado esta propuesta para el MOOC Enseñar y evaluar la competencia digital y le he lavado un poquito la cara con la herramienta Genially. Así, además de matizar algunos aspectos de la propuesta, he aprovechado para practicar con las presentaciones interactivas.

Aquí os dejo la presentación, por si os interesa (enlace para verla más a gusto):


Seguimos aprendiendo. :)

APPS Y RECURSOS DIGITALES PARA LAS ACTIVIDADES EN EL AULA

En el MOOC Enseñar y Evaluar la Competencia Digital, nos han pedido que elaboremos un banco de ideas con aplicaciones online y recursos web valiosos, novedosos e interesantes para trabajar la competencia digital de nuestro alumnado.

He buceado un poco en los recursos que conocía y otro poco en los recursos que hay por la web, y he elaborado un webmix de symbaloo para compartirlo con todo el mundo. He intentado agrupar los recursos digitales por áreas de la competencia digital, pero la verdad es que no es nada fácil, porque hay veces que se solapan.

Aquí os dejo una imagen del symbaloo, pero también podéis consultarlo en este enlace.



Seguimos aprendiendo. :)

4 jun. 2016

¿CÓMO IMPLEMENTAR EL DESARROLLO DE LA COMPENTECIA DIGITAL EN EL CLAUSTRO?

He de confersarlo: cuando soy alumna, no me gusta que la idea del/a profesor/a sea "café para todos". Me gusta que atienda a la diversidad, matizando las actividades en base a los intereses, las capacidades y la disponibilidad de cada alumno/a. Creo que es cuestión de ética tener una actitud positiva para atender a la diversidad, algo que tendría que ser.

Por eso, no creo que haya un manera concreta de implementar el desarrollo de la competencia digital en los claustros. Ni siquiera una manera para un claustro concreto, porque hay factores que condicionan las necesidades del claustro:
  • Las personas: sabemos que algunos claustros cambian muchísimo sus miembros, lo cual puede variar las necesidades.
  • El momento: el curso escolar en el que nos comprometamos puede ser un año en el que se hayan adquirido otro tipo de compromisos a nivel de centro. El momento concreto dentro del curso escolar también es importante, ya que sabemos que hay épocas en las que las evaluaciones, por ejemplo, absorben muchísima energía.
  • Los recursos: temporales (de planificación para posibles formaciones), tecnológicos (ordenadores, conectividad...) y económicos (si necesitamos que la formación sea externa).
Teniendo en cuenta todos esos factores que condicionan las necesidades del claustro, debemos dar un paso más y detectar las necesidades en las cinco áreas de la compentecia digital. Para ello, y desde mi punto de vista, es vital hacer una reflexión inicial antes de la formación que será la punta de lanza del desarrollo de la competencia digital. Esa reflexión debe reflejar las necesidades, sí, pero también los compromisos que se quieren adquirir: 
  • ¿Qué áreas de la competencia digital necesitamos desarrollar para ser un claustro competente digital?
  • ¿Qué áreas de la competencia digital necesita desarrollar nuestro alumnado para ser competente digital?
  • ¿Qué áreas de la competencia digital necesitamos desarrollar para ayudar a nuestro alumnado a desarrollar su competencia digital?
  • ¿Qué recursos tenemos para ello: humanos, temporales y económicos?
  • ¿Cómo lo vamos a planificar?
  • ¿Cuál va a ser nuestro compromiso?


La reflexión, la valoración de los recursos disponibles y la planificación son importantes, pero hay algo más importante: el compromiso. De nada sirve "el café para todos", atender a la diversidad, reflexionar, valorar y planificar si no nos comprometemos. 

En realidad, deberíamos entender el desarrollo de la competencia digital del claustro como el primer paso para ayudar a nuestro alumnado a desarrollar su competencia digital. De ahí que nuestra formación sea la punta de lanza. Por eso, debemos comprometernos. Por nosotros/as y por nuestro alumnado.


Seguimos aprendiendo. :)


1 jun. 2016

BUENAS PRÁCTICAS PARA EL DESARROLLO DE LA COMPETENCIA DIGITAL

En la 3ª unidad del MOOC Enseñar y evaluar la competencia digital, nos han pedido que busquemos 2 experiencias educativas o propuestas didácticas que consideremos buenas prácticas para el desarrollo de la competencia digital en el alumnado. 

En un primer momento, buceé en Procomún; después, pasé a Twitter; y, por último, recurrí a Google. Pero nada. No me convencía ninguna. Entonces, me di cuenta de qué estaba buscando realmente: experiencias educativas, sinónimo de vivencias. Por lo tanto, en lugar de recurrir al océano de la red, recurrí a mi pequeño arroyo: mi memoria. A pesar de que las experiencias de otras personas puedan ser muy inspiradoras (que, ciertamente, lo son), creo que las experiencias que vivimos en primera persona son las que realmente nos inspiran y nos permiten valorar con exactitud si esa experiencia se puede considerar buena práctica.

Por esa razón, he escogido dos experiencias propias que me han ayudado a desarrollar la competencia digital:

a) Trabajo colaborativo online en el master
Allá por el 2011, cuando las herramientas colaborativas no estaban tan a la orden del día, en el master que realicé en la UNED nos pidieron que hiciéramos un trabajo colaborativo (que no cooperativo) sobre una asignatura. Debíamos hacer un mapa conceptual colaborativo. Utilizamos cmaptools para realizarlo y skype para comunicarnos en tiempo real. Como éramos 5 personas, no podíamos utilizar videollamada, porque skype solo admitía un número inferior de imagen de vídeo. Por lo tanto, realizamos algo nuevo para mí: utilizar varias herramientas sincrónicas para trabajar sobre un mismo documento a cientos de kilómetros de distancia. Además de aprender el manejo de esas herramientas, la tecnología nos ayudó a aprender algo más interesante: a comunicarnos. Cuando no estás cara a cara, la comunicación está mediada por la tecnología y las reglas cambian. Aprender a colaborar en un entorno comunicativo distinto al habitual fue un verdadero reto. Muy enriquecedor.



b) Proponer una e-actividad
A priori, no parece una buena práctica: preparar una actividad para desarrollar la competencia digital. Pues he de confesaros de que me parece una de las mejores maneras para trabajar la competencia digital. Tanto si la propuesta es como alumna como si es como profesora, proponer una actividad exige un nivel de reflexión que tome en cuenta el objetivo definido. Esto pone en marcha la reflexión sobre varios aspectos: qué es la competencia digital, qué área vamos a trabajar y qué vamos a realizar para desarrollarla. ¿Acaso hay mejor forma de desarrollar la compentecia digital? En el curso Competencia Digital Docente y Educación Abierta (DIGCOMP & Open Education), nos pidieron eso, exactamente. Para mí es una práctica excelente; no solo para el profesorado, sino como planteamiento para el alumnado. Es decir, podemos empoderar al alumnado para que sea el referente del desarrollo de la competencia digital de alumnado más joven. De esta manera, el profesorado se convierte en guía que apoya el desarrollo de las actividades planteadas por el alumnado. 

Por ahora, esas han sido las dos experiencias que me han parecido adecuadas para citarlas como buenas prácticas. Espero que vengan muchas más.

Seguimos aprendiendo. :)